Derrames oculares. Información y consejos

“Derrame ocular”, “derrame en el ojo” o “derrame en los ojos” es la expresión coloquial que utilizamos para referirnos a una hemorragia subconjuntival o hiposfagma.

Se trata de una patología muy frecuente y generalmente inofensiva. Un derrame en los ojos es una hemorragia que se produce por debajo de la conjuntiva y ocurre cuando se rompe un pequeño vaso sanguíneo y sangra. Puede resultar alarmante pero se trata de una situación común y menor que, por lo general, es inofensiva y se cura por sí misma.

derrame ocular o derrame en los ojos

No afecta la visión y generalmente no causa dolor. Usualmente, no hay síntomas ni molestias, aparte de la poco estética mancha roja. Puede suceder sin lesión y, con frecuencia, la persona lo nota primero cuando se despierta y se mira en un espejo y vé que  esa zona normalmente blanca del ojo está de un color rojo brillante que irá oscureciéndose y disminuyendo a medida que pasen los días y se vaya reabsorbiendo. Las hemorragias subconjuntivales también llamadas hiposfagma pueden ser causadas por aumentos súbitos de la presión, como los ocasionados por un estornudo o por una tos violenta. La hemorragia también puede presentarse en personas con hipertensión, que toman anticoagulantes o con diabetes.

Quien más quien menos, a lo largo de su vida, es más que probable que sufra hemorragias o derrames en los ojos, se trata de un pequeño incidente que tiene lugar cuando se rompe algún pequeño vaso sanguíneo y un poco de sangre se acumula en la conjuntiva del ojo. Es frecuente también la aparición de derrames oculares tras recibir un golpe o un puñetazo en el ojo y como verás en los comentarios hay bastantes más personas de las que uno se imagina a las que le ocurre. La alarma inicial que crea el despertarse y verse en el espejo el ojo con sangre genera miedo y preocupación perfectamente entendibles y es por eso que debes de saber que la inmensa mayoría de las veces la aparición de derrames en los ojos no suelen ser problemas importantes.

Causas de un derrame ocular o derrame en los ojos

Existen muchas posibles causas que pueden causar la aparición de un derrame en el ojo y a continuación voy a enumerar las más frecuentes:

  • Igual que cuando nos damos un golpe en cualquier otra parte de nuestro cuerpo se produce un hematoma o “cardenal”, que no es otra cosa que una acumulación de sangre por la rotura de un vaso sanguíneo, pues aquí es más visible porque el tejido es transparente.
  • Enfermedades reumatológicas también pueden manifestarse a través de la aparición de derrames en el ojo.
  • Las causas de esta rotura pueden ser muy diversas, desde una simple tos a un fuerte traumatismo, pasando por cualquier tipo de movimiento brusco como agacharse de golpe, levantar objetos pesados, vomitar, estornudar, practicar puenting, o una subida de la presión sanguínea (tensión arterial).
  • Enfermedades como la diabetes y otras que produzcan alteraciones de la coagulación pueden provocar derrames.
  •  Se deben de tener presentes los efectos secundarios provocados por algunos medicamentos que pueden influir sobre la tensión arterial y la coagulación de la sangre.
  • En caso de duda, o si vemos que nos ocurre con cierta frecuencia es conveniente acudir al médico para que nos examine y nos haga las pruebas pertinentes.
  • Si el derrame ocular se debe a un traumatismo sería conveniente realizar un examen médico para comprobar que el globo ocular no ha sufrido otro tipo de lesiones.

Tratamiento de un derrame ocular

  • No requieren tratamiento y lo único que se necesita es dejar pasar el tiempo; generalmente entre 3 días y una semana es el tiempo que se necesita para que  la sangre acumulada se vaya diluyendo.
  • En algunos episodios de derrames de gran intensidad puede ser interesante el uso de lágrimas artificiales con el único motivo de aliviar la sensación de roce del párpado contra la zona afectada que está como hinchada.

Resumen derrames oculares

  • Se trata de una patología muy frecuente y casi siempre inofensiva.
  • Las hemorragias subconjuntivales también llamadas hiposfagma pueden ser causadas por aumentos súbitos de la presión, como puede ser el caso de un estornudo o de una tos violenta. La hemorragia también puede presentarse en personas con hipertensión, que toman anticoagulantes o con diabetes.
  • En casos recurrentes es necesario acudir al médico para medir la tensión arterial y proceder a realizar analíticas específicas que descarten una patología sistémica.
  • En el 90 % de los casos, no se necesita ningún tratamiento, pero la persona debe hacerse revisar la presión arterial de manera regular, ya que la hemorragia subconjuntival generalmente desaparece de manera espontánea en alrededor de una semana.

¡Gracias por seguir el Blog de Salud Visual CuidaTuVista.com y por compartirlo!

Ramón García

Mi nombre es Ramón García, soy Optometrista desde hace 25 años y creador del Blog de Salud Visual CuidaTuVista.com ¡Gracias por visitarlo y por compartirlo!
+Ramón García

Otras entradas de Salud Visual de la misma categoría

Comentarios

  1. Ricardo dice

    Hola Doctor,

    Hace 3 días recibí un golpe en el ojo y en un inicio aparentemente no tenía nada pero al parecer es porque tenía el ojo demasiado hinchado. Hoy que el ojo ya está desinflamado en casi un 50% y ya se ve el derrame pero a comparación de ayer ha ido disminuyendo. Ya leí todas las respuestas que ud. ha proporcionado, aparte de obviamente el artículo, por lo que ya me tranquilicé. Obviamente aún así voy a recurrir a un oftalmólogo para asegurarme pero mi pregunta es la siguiente: Si utilizo lentes, ¿puedo ponerme los de contacto o tengo que esperar a que disminuya el derrame, o que recomienda?

    • dice

      Hola Ricardo,

      En el caso de un derrame ocular sin ser por un golpe lo normal es que pudieses utilizar lentes de contacto sin problema pero por prudencia en tu caso deberías de evitarla hasta que te vea el oftalmólogo ya que no se puede descartar alguna lesión de mayor grado (improbable pero posible).

      Saludos y gracias por seguir el Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.